Una buena alimentación durante el embarazo es vital, no solo para darle al bebé lo necesario para su crecimiento, sino también para que la salud de la mamá sea excelente. En esta perspectiva existen algunas recomendaciones sobre la alimentación durante el embarazo. Sin embargo es muy fácil confundirse, no saber qué podemos comer y tener miedo de los alimentos, lo cual es peligroso y se debe evitar a toda costa. ¿Se puede comer Salsa Gorgonzola Industrial durante el embarazo? Para empezar le diremos si usted puede o no comer Salsa Gorgonzola Industrial durante su embarazo y a continuación le explicaremos las precauciones que debe tener con las salsas durante el embarazo.

comer-Salsas-durante-el-embarazo

¿Se puede comer Salsa Gorgonzola Industrial durante el embarazo?

El cuerpo va a sufrir grandes cambios durante el embarazo. Surgirán muchas interrogantes en cuanto a la alimentación, entre ellas sobre las salsas. ¿Se puede comer Salsa Gorgonzola Industrial durante el embarazo? La respuesta es SÍ, usted puede comer Salsa Gorgonzola Industrial durante su embarazo. Sin embargo es necesario tomar algunas precauciones con el fin de evitar el consumo de ingredientes que puedan ser peligrosos para el bebé.

¿Qué precauciones se deben tomar para comer Salsa Gorgonzola Industrial durante el embarazo?

Le presentamos un resumen global de las salsas autorizadas durante el embarazo. Es esencial que usted sepa si puede o no comer Salsa Gorgonzola Industrial durante su embarazo y cuáles son las modalidades para hacerlo. No detallaremos todas las salsas. Nos detendremos en aquellas que son más peligrosas. El objetivo es que no se sienta atemorizada ante la idea de comer Salsa Gorgonzola Industrial durante el embarazo

Las salsas a base de queso

Las salsas a base de queso pueden ser consumidas durante el embarazo con dos condiciones. La primera es que la salsa sea industrial o, en caso de ser casera, que haya sido elaborada por sus propias manos. Se deberá verificar que el queso esté bien cocido o comprar una salsa industrial que garantice la pasteurización de los ingredientes y una mejor conservación. Respetando estas recomendaciones usted evitará el riesgo de infección por Listeria.

Las salsas industriales

Si usted desea comer Salsa Gorgonzola Industrial durante el embarazo puede elegir una salsa industrial. La mayor parte de salsas industriales tienen una conservación adecuada y son pasteurizadas. Usted podrá consumir un gran número de salsas industriales cuya versión casera está prohibida (salsa bearnesa, tártara, holandesa…).

Las salsas de soya o a base de soya

No nos detendremos mucho en estas salsas. Hemos puesto a las salsas a base de soya en la categoría de las salsas prohibidas. PERO las salsas de soya, dulces o saladas, no están prohibidas formalmente. No se recomienda su consumo debido a que la soya contiene fitoestrógenos que pueden perturbar el desarrollo del bebé. Sin embargo, si el consumo de soya o de productos a base de soya es ocasional no representa ningún riesgo. Para facilitar la comprensión, es preferible dejar de lado los productos a base de soya.

Salsas con crema (nata) o leche

Las normas son las mismas que para los quesos y los productos lácteos. Compre de preferencia una salsa industrial elaborada con crema (o nata), mantequilla o leche pasteurizada o compre ingredientes pasteurizados y prepare la salsa en casa.

Salsas caseras

De forma general, para saber si usted puede comer Salsa Gorgonzola Industrial casera durante el embarazo deberá seguir las recomendaciones explicadas anteriormente. Finalmente, debe ser cuidadosa con el uso de huevos o yemas de huevo crudos en sus salsas. Los huevos crudos en las salsas están contraindicados. Si usted tiene huevos muy frescos y bien conservados podría añadirlos crudos a su salsa. De lo contrario, si los huevos no están lo suficientemente frescos, estará expuesta a una infección por Salmonela

Cuidado con la sal al consumir Salsa Gorgonzola Industrial durante el embarazo

Muchas salsas, en especial las industriales, contienen sal, ya sea en forma de sal o de glutamato monosódico. Usted podrá verlo por ejemplo en los caldos o en la salsa de soya. Se recomienda limitar el aporte de sal a menos de 5 g al día. Prefiera las hierbas aromáticas para condimentar sus comidas.

Si desea saber si puede o no comer algún alimento durante su embarazo ingrese a nuestro motor de búsqueda para mujeres embarazadas.

Conclusión

Para finalizar, si respeta las recomendaciones señaladas en este artículo, usted podrá comer Salsa Gorgonzola Industrial durante su embarazo sin ningún riesgo para su bebé.